El pastor nunca debe perder de vista su rebaño.

No ha sido un buen año para el crecimiento del pasto. Las lluvias, aunque cuantiosas, se han hecho esperar. Motivo por el cual los pastores anda buscando nuevos pastos. Desde Ardales llegó un rebaño de ovejas al Hacho – todo un acontecimiento.